El valor de la fruta en la alimentación

Las frutas son uno de los alimentos más llamativos que existen por su diversidad de formas y colores, además, cuentan con una alta versatilidad y son imprescindibles para nuestro organismo, ya que, su alto valor para llevar una vida sana y equilibrada, los sitúa en la cúspide de la pirámide para gozar de una buena salud.

Sin embargo, a pesar de todas sus ventajas, es bastante frecuente que queden relegados a un segundo plano en la dieta diaria de numerosas familias, siendo sustituidos por otros alimentos menos saludables como pueden ser los dulces y la bollería. No obstante, la realidad es que no existe excusa (exceptuando alguna posible alergia) ante un alimento tan poderoso, conveniente e irreemplazable.

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

Beneficios concretos de consumir fruta

Este alimento, como hemos indicado, atesora un valor incalculable que se traduce en los siguientes beneficios:

-Hidrata el organismo con rapidez dado que su contenido en agua es muy alto y es, de hecho, una de las fuentes principales de hidratación frente a altas temperaturas.

-Previene enfermedades como la anemia, el cáncer, o enfermedades cardiovasculares y del aparato digestivo entre otras.

-Aporta una gran cantidad de minerales y vitaminas imprescindibles para nuestro organismo como vitamina C, calcio, magnesio, potasio… además, las vitaminas de la fruta son ricas en betacarotenos, unos poderosos antioxidantes que protegen nuestra piel y mucosas, retrasan considerablemente el envejecimiento y actúan contra los radicales libres, contribuyendo a una buena salud celular.

-Contiene una gran cantidad de fibras vegetales solubles por lo que mejora el tracto intestinal y previene el estreñimiento y la aparición de hemorroides.

-Facilita el drenaje de líquidos depurando nuestro cuerpo y evitando problemas como la retención de líquidos.

No aporta grasas a excepción de algunos aceites beneficiosos para el organismo.

Así pues, para llevar una dieta sana y equilibrada, es importante incluir en tu dieta 3 raciones al día de fruta fresca y 2 de verduras. No obstante, con la moda de los zumos y licuados, caemos en el error de pensar que un zumo colado o un licuado sustituye una ración de frutas.

zumos colados

 

¿Por qué un zumo colado de fruta fresca no equivale a una pieza de fruta?

Para preparar un vaso de zumo colado, por lo general, necesitaremos 2-3 piezas de fruta aproximadamente, por lo que, el zumo, siempre tendrá más calorías que una pieza de fruta.

También debemos considerar que, al exprimir la fruta, desperdiciamos una gran parte comestible que queda atrapada en el colador, por lo que, debido a esto, el zumo contiene mucha menos fibra, vitaminas y minerales, y la absorción de azúcares de la fruta es mucho más rápida.

De igual forma, al contener menos fibra en comparación con una pieza de fruta, y, dado el corto plazo de tiempo que dedicamos a su ingesta, el zumo no nos sacia tanto como una pieza de fruta,lo que equivale a una mayor posibilidad de repetir.

Sin embargo, en muchas ocasiones, para que nuestro peque coma fruta e introduzca en su alimentación vitaminas, minerales y antioxidantes, dar un zumo es una opción fácil y cómoda. En estas situaciones, puedes optar por un batido de frutas que también aprovechará sus nutrientes, pero no le añadas azúcar.

Para la hora de la merienda te recomendamos que añadas al batido un poco de leche semidesnatada y cereales, obteniendo así una merienda muy completa, pero no olvides que debes procurar que los niños no abusen de los zumos y que estos no sirvan como sustituto para las frutas dado que, es importante fomentar el consumo de fruta entera por todos sus aportes nutricionales y también para estimular la masticación de los más peques.

Algunas ideas de batidos:

  •    Batido de manzana y zanahoria con zumo natural de naranja.
  •    Batido de plátano y manzana.
  •    Batido de fresas y frambuesas con leche semidesnatada y cereales.
  •    Batido de plátano y zumo natural de mandarina.
  •    Batido de plátano y melocotón con agua y cubitos de hielo.

¡Dale a la fruta el protagonismo que se merece!

CTA ebook nutricion footer