Presentamos hoy el yoga en familia, una experiencia maravillosa que hará que todos los miembros sean mucho más felices. Pero tal vez pienses, ¿los niños también pueden hacer yoga? Y la respuesta es un SÍ rotundo. Esta práctica está preparada para todos, desde los más peques de la casa hasta los más mayores. De hecho, hay ejercicios que les van a encantar. ¡Vamos a ver cómo se pone en marcha!

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

¿Qué aporta una sesión de yoga en familia?

Como es lógico, no es lo mismo el yoga en familia que una sesión de yoga habitual. Hay que poner en práctica diversas técnicas diferentes para que tanto los papás como los niños profundicen en su vínculo.

Y es que precisamente este es el punto fuerte del yoga para toda la familia, el fortalecimiento del vínculo. Así se logra una mejor y más fluida comunicación entre los progenitores y sus niños.

De esta forma, el yoga para todos adapta las posturas, llamadas realmente asanas, a las edades y niveles de los practicantes. Y así es como se logra una comunicación fluida entre todos los miembros de la familia para que se puedan expresar con libertad en todos los sentidos, es decir, a nivel corporal, emocional y verbal.

Pero además, podemos dar un paso más y fomentar la relación entre familias. No hay que olvidar que la socialización es básica, pues vivimos en comunidades y sociedad. Así pues, el yoga propone asanas y sesiones destinadas a la meditación, concentración, creación y relajación a través de los ejercicios y las respiraciones para aprender a vivir entre iguales y alcanzar una armonía envidiable.

Por supuesto, el yoga en familia tiene que ser practicado en un ambiente lúdico y distendido. De hecho, si lo haces de otra manera, es difícil que los niños alcancen el nivel de concentración y armonía de que son capaces. Pero si notan que esto es como un juego que les relaja y les entretiene, alcanzarán niveles emocionales excelentes.

yoga-en-familia

Beneficios del yoga en familia

Ya hemos visto que el yoga familiar es una forma excepcional de mejorar el ambiente entre todos los miembros. De hecho, aunque generalmente es practicado por papás y niños, también se pueden sumar al equipo los abuelos, titos y cualquier persona que desee acercar lazos.

Pero además, esta práctica del yoga posee muchos más beneficios para todos que el mero vínculo afectivo. La comunicación, tanto verbal como no verbal, ayudará a crear una ambiente mucho más armónico y unido. Y por si fuera poco, apunta más ventajas:

  • Aumenta la creatividad de los practicantes.
  • Mejora la espontaneidad.
  • Es genial para una comunicación emocional más sincera y sana.
  • Refuerza la imagen positiva que cada uno tiene de sí mismo, pero también la de los demás miembros de la familia entre sí.
  • Es muy positivo para trabajar la coordinación, tanto entre la pareja como entre todos los miembros del núcleo familiar. Notaréis una mayor sincronización y entendimiento.
  • Amplía mucho el conocimiento entre vosotros. Es decir, compartiréis información propia y persona que de otra forma tal vez no sea tan fácil expresar.

Compartir un rato de yoga familiar

Ya hemos hablado largo y tendido de la importancia de compartir en familia y con los niños. De hecho, a los más pequeños de la casa debemos ofrecerles constantemente tiempo de calidad para que sean felices, plenos, responsables y seguros de sí mismos. Y sin duda, el yoga es un instrumento excelente en este sentido por diversos motivos:

  1. Cuando se practican posturas de yoga donde alguno de los papás actúan como base, logramos un gran refuerzo para los niños. Esto les refuerza en su seguridad en sí mismos, pues les transmite apego y un desarrollo óptimo.
  2. El hecho de hacer yoga en familia es genial para los papás, ya que de esta forma refuerzan su papel dentro del núcleo y pueden actuar con generosidad y autoestima.
  3. Las posturas que exigen combinación de fuerzas permiten que la familia encuentre el equilibrio, la cooperación y la confianza mutua.

Puedes comprobar los enormes beneficios del yoga en familia para todos los miembros. Y eso sin hablar de lo importante que es que todos estéis en forma para vivir más, mejor y con mayor plenitud. Así que si queréis una mente sana, no olvidéis ejercitar ese músculo junto al resto de vuestro cuerpo, lo agradeceréis toda la vida.

CTA ebook nutricion footer