¿Qué te parece si hoy aprendemos a hacer una deliciosa Trenza de hojaldre salada? Recuerda que es muy importante que los niños coman sano. Para que se alimenten bien, lo mejor es ofrecerles ricos platos saludables que les resulten agradables al paladar, y esta que te contamos hoy es una opción fantástica.

Así pues, la Trenza de hojaldre salada es una receta fácil y vistosa para hacer en casa con los peques y que además disfrutarán al comérsela en familia. Es más, resulta una buena opción a considerar por varios motivos:

  • Es una forma fácil de que el niño coma alimentos que de otra forma probablemente no los comería si se cocinasen solos, como es el caso de las espinacas.
  • Es una receta sencilla en la que los chicos pueden participar en su elaboración y pasárselo bien entre fogones.
  • Los niños aprenden y descubren nuevos alimentos y formas distintas de manipulación de productos. También van conociendo la importancia de la higiene.
  • Se pueden hacer infinidad de variedades de trenzas, tanto en su forma (alargadas, redondas, estrelladas…) como en su relleno (salado o dulce). Es más, es muy útil para distintos momentos del día, ya que unas son ideales más como merienda o postre, y otras hacen un papel excelente como parte de una comida o cena.

 

Ingredientes de la Trenza de hojaldre salada

En este caso nos hemos decidido por preparar una rica Trenza de hojaldre con espinacas y champiñones. Pero recuerda que las posibilidades son máximas, ya que puedes añadir cuanto gustes para que sea más deliciosa. Para esta receta concreta necesitaremos:

  • 1 lámina de hojaldre
  • 300 gramos de espinacas
  • 300 gramos de requesón
  • Jamón york en lonchas
  • Un puñado de piñones
  • Queso rallado para gratinar
  • 1 huevo batido
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

 

Preparación de la Trenza de hojaldre con espinacas y champiñones

Vamos ya a conocer qué pasos tenemos que dar para preparar esta rica Trenza de hojaldre salada. No solo encantará a tus niños, también les ayudará a tener una alimentación más equilibrada por su excelente combinación de nutrientes:

  1. Precalentamos el horno a 200°C. Cortamos con tijeras las espinacas y el jamón york a trocitos.
  2. En una sartén calentamos un poco de aceite y añadimos las espinacas. Cuando se hayan encogido, añadimos el puñado de piñones, otro puñado de jamón york troceado y salpimentamos. Dejamos que se cocine todo hasta que los piñones estén doraditos.
  3. Mezclamos bien las espinacas con el requesón y el relleno ya está listo para empezar con la trenza.
  4. En una bandeja ponemos el papel de horno y el hojaldre encima. Hacemos unos cortes en diagonal en los laterales de dos dedos de separación entre cada corte, pero sin llegar al centro de la lámina.  A lo largo de la lámina, por el centro, donde no está cortado, ponemos el relleno y vamos cruzando las tiras cortadas cubriéndolo y formando una trenza.
  5. Para acabar, pintamos la trenza con el huevo batido y espolvoreamos el queso gratinado antes de hornearla unos 15 minutos hasta que el hojaldre se dore y el queso quede gratinado.

 

Por qué es buena esta receta de Trenza de hojaldre salada

Como puedes imaginar, esta receta no solo es sencilla y fácil de hacer por cualquiera, también resulta muy nutritiva para los pequeños. Su combinación de ingredientes es ideal para ofrecer una alimentación equilibrada. En especial, encontramos dos productos vitales en el desarrollo infantil:

  • Esta facilísima receta es ideal para el crecimiento del pequeño al contener queso. Este es un lácteo que aporta proteínas de alto valor biológico y calcio, imprescindible para un buen crecimiento y desarrollo. Es más, debemos recordar que el calcio fortalece los huesos.
  • También las espinacas son muy ricas en muchas vitaminas y minerales, sobre todo en vitamina A, folatos, hierro y calcio. Así que al combinarlas con el lácteo, la energía y beneficio para el niño se maximiza.

Y ahora, ya sabes, ¡atrévete con esta trenza de hojaldre salada! En este caso nos hemos decantado por añadir champiñón y espinacas, pero las posibilidades son infinitas. Es más, también en dulce encontrarás muchas opciones muy saludables. ¿No es maravilloso lograr que nuestros pequeños coman bien, estén sanos y disfruten siendo felices?

 

CTA ebook nutricion footer