Las setas de chopo son un hongo excelente que crece durante la estación del otoño, después de las lluvias, en las raíces, troncos o tocones de árboles caducifolios como los chopos, olmos, álamos, nogales… es decir que, pese a su nombre, no se desarrollan sólo sobre la madera que las denomina.

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

Su color característico natural es marrón-tabaco u ocre, pero, con el tiempo, generalmente se aclaran volviéndose beige o incluso, a veces, adoptan un tono prácticamente blanco. A pesar de que su momento álgido es durante los meses de septiembre y octubre, estas setas se encuentran todo el año a excepción de la época invernal, sobre todo en los bosques de la Ribera navarra y en gran parte del territorio aragonés.

 

Nos encantan ¿sabes por qué?

La carne de estos hongos es muy aromática y de un sabor dulzón agradable, lo que la hace muy apreciada en gastronomía y es calificada por muchos como una variedad sabrosa, excelente y delicada. Por su color, tal y como hemos explicado, podemos saber si la seta es más joven o más longeva y, normalmente, los ejemplares más valorados desde un punto de vista culinario son los de menor edad. Estas setas tienen un sombrero ancho ligeramente convexo y bastante más duro que la base, que tiene una consistencia cremosa pero ambas partes son deliciosas y comestibles, aunque es recomendable eliminar los trozos más fibrosos.

A diferencia de la mayoría de setas, esta es una de las pocas que se cultiva y se comercializa en bandejas, de esta forma, la encontramos en prácticamente todos los supermercados. Por otro lado, también su recolección es muy agradecida ya que crece de una forma muy densa agrupada en ramos, lo que permite coger una cesta repleta en poco tiempo.

 

Beneficios y aportes nutricionales de las setas de chopo

Este manjar silvestre, al igual que ocurre con el resto de las setas, es un alimento muy ligero (el 90% es agua), con muy bajo contenido de hidratos de carbono y grasas, pero, sin embargo, muy rico en vitaminas y minerales.

Estas setas son una buena fuente de potasio y muy pobres en sodio, lo que ayuda a eliminar líquidos del cuerpo aumentando la micción y reduciendo la retención de líquidos. Además, tienen una importante cantidad de vitaminas del grupo B, fósforo, hierro, cobre, zinc y selenio. Este último tiene un papel muy importante como antioxidante, previniendo el daño celular por parte de los radicales libres. Este mineral también ayuda a eliminar los metales pesados de nuestro cuerpo y favorece la fertilidad.

setas-de-chopo

 

Receta

Para introducir las setas de chopo en el menú de los niños, aparte de elaborar el típico risotto de setas, nos encontramos con este delicioso plato que os presentamos hoy y que gusta por igual a mayores y a los más pequeños:

Garbanzos con setas de chopo

Ingredientes:

·    400g de garbanzos cocidos

·    300g de setas de chopo

·    2 cebollas medianas

·    2 tomates

 ½ vaso de vino blanco

 Aceite de oliva

 Sal

Preparación:

  1.   Lavamos bien las setas para eliminar posibles restos de tierra, es importante realizar esta tarea concienzudamente.
  2.   A continuación, cocemos los garbanzos en una olla hasta que queden tiernos o también podemos usar los que ya vienen cocidos y envasados, como prefiráis.
  3.   Troceamos la cebolla, los tomates y las setas. En una sartén añadimos la cebolla con un poco de aceite de oliva. Cuando esté blandita, añadimos a la sartén el tomate, las setas y el vino blanco. Salteamos hasta conseguir que el color esté doradito.
  4.    Al salteado de setas incorporamos los garbanzos y lo mezclamos todo bien a fuego medio durante 5 minutos et … voilà!

¡Las setas de chopo ya están listas para ser devoradas por toda la familia!

CTA ebook nutricion footer