Una forma distinta y divertida de que tus hijos coman pescado es tomándolo como aperitivo, ¡seguro que así no lo encuentran tan soso y aburrido! Contamos con una gran cantidad de recetas que incluyen pescado para preparar aperitivos pero, hoy, ¡atrévete con una tapa de sepia y alioli y deja de lado las patatas de bolsa! nada saludables ni nutritivas para nosotros ni para nuestros pequeños.

¿Por qué preparar sepia con alioli para nuestros hijos?

Beneficios de esta receta

Hoy queremos enseñaros el valor que tiene este plato desde un punto de vista nutricional y comprenderéis por qué es tan famoso gastronómicamente.

Propiedades nutricionales de la sepia: la sepia es un molusco cefalópodo que pertenece a la variedad de mariscos y derivados y, como ocurre con la mayoría de alimentos que pertenecen a este grupo, destaca por su alto contenido en proteínas de buena calidad o alto valor biológico, así como por su elevada proporción de yodo, muy beneficioso para nuestro metabolismo, ya que ayuda a regular el colesterol, nuestro nivel de energía y a procesar los hidratos de carbono, además de fortalecer nuestro pelo y uñas. Se trata de un alimento antioxidante que también ayuda a nuestro sistema inmune debido a su contenido en vitamina E, numerosas vitaminas del grupo B, hierro, potasio, calcio, zinc, magnesio y fibra.

Propiedades nutricionales del alioli: englobamos el alioli en la categoría de salsas y, tal y como sucede con la sepia, contiene una gran cantidad de yodo, por lo que, potenciamos sus beneficios agregándolo a esta. También es rico en vitamina E y K que ayudan a nuestro sistema circulatorio y a la coagulación de la sangre, así como son beneficiosas para la vista y tienen efecto antioxidante. Además, dado que su componente principal es el ajo, ayuda a prevenir enfermedades del tiroides y actúa como un antibiótico natural.

Salud y placer unidos en esta combinación ¿quién quiere ahora snacks industriales? ¡la virtud de lo sencillo y natural!

 

Dados de sepia con alioli

Ingredientes:

  • 1 sepia grande fresca y limpia
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 1 ramita de perejil
  • Sal
Para el alioli o mayonesa de ajo:

  • 1 huevo a temperatura ambiente
  • 1 ajo
  • 2 partes de aceite de oliva (de acuerdo a la medida del huevo en el vaso)
  • ½ zumo de un limón
  • Sal

Preparación:

  1. Para asegurarnos de que la sepia esté bien limpia, la pasamos por agua fría. La cortamos en tiras de dos dedos de grosor y las troceamos de forma que queden tacos que se puedan pinchar fácilmente ¡las patitas también se comen!
  2. En una sartén ponemos un chorrito de aceite y, cuando esté bien caliente, añadimos la sepia, el perejil picado, sal al gusto y salteamos a fuego vivo. Removemos bien la sepia hasta que el agua se haya reducido y la sepia quede doradita de manera uniforme.
  3. Para el alioli: en el vaso de la batidora, introducimos el ajo, el huevo, el zumo de limón, el aceite de oliva (o girasol) y una pizca de sal. Para que no se corte, colocamos la batidora bien apoyada en la parte inferior del recipiente y batimos a máxima potencia sin moverla hasta que vemos que la mezcla comienza a unirse y, entonces, ya podemos comenzar a levantarla poco a poco hasta que todo el aceite quede bien mezclado.
  4. Pinchamos los tacos de sepia en palillos de aperitivo y servimos el alioli en un bol ¡listo para ser untado!

Como incluso a los más pequeños de la casa les gustará la sepia con alioli, podemos servirla también como segundo plato acompañado de unas verduritas a la plancha o una ensalada.

¡Buen provecho!

 

Curiosidades:

La sepia es un marisco que, al igual que el resto, tiene muy pocas calorías y bajo contenido en grasa. Sin embargo, hay que controlar el consumo del marisco, pues contiene niveles de colesterol significantes.

El alioli auténtico se prepara solamente con ajo y aceite en un mortero hondo y, con la ayuda de una mano de mortero de madera, se van machacando los ajos con el aceite hasta obtener una salsa espesa y firme. Por este motivo, para los tradicionales, utilizar la yema de huevo como emulsionante provoca un gran asombro. Se dice también que los egipcios ya conocían esta combinación aunque, popularmente, se atribuye su invención a Nerón.

 

¿A qué esperas para preparar este fantástico aperitivo?

 

CTA ebook nutricion footer