La crianza saludable de los niños merece que los papás estén sanos y felices. Y para ello, nada como el yoga, una práctica ideal para que toda la familia esté sana y plena de energías todo el día. Por eso hoy nos centramos en el saludo a la luna. ¿Sabes lo qué es y cómo te puede ayudar? ¡Pues lo vas a descubrir en breve!

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

Saludo a la luna, un fantástico ejercicio de yoga

El saludo a la luna es un ejercicio que combina una serie de posturas de yoga, también conocidas como asanas. Junto a ellas, practicaremos además diversas respiraciones. Y con esta fantástica combinación logramos que nuestro cuerpo y mente se equilibren y estén plenamente saludables. ¡Vamos a ver cómo se hace!

  1. Primero nos ponemos en pie con pies juntos mirando al este. Las manos se unen frente al pecho con respiración profunda.
  2. Levantamos los brazos mientras inspiramos. Se desplazan hacia el frente, luego atrás mientras arqueamos el cuerpo y se alinean con la cabeza.
  3. Ahora bajamos hacia el suelo y hacia delante con lentitud con brazos estirados y espirando. Acabamos con la cabeza frente a las rodillas apoyando las palmas de las manos en los pies con las piernas sin flexionar.
  4. Ahora desplazamos la pierna derecha hacia atrás. El tronco y brazos también. A la vez inspiramos y apoyamos rodilla y pie en el suelo.
  5. Las manos van en este momento al pie izquierdo mientras espiramos. Luego lo juntamos al derecho y nos quedamos en cuclillas sobre pies y manos.
  6. Adelantamos el pie derecho y elevamos los brazos mientras se inspira en profundidad.
  7. Manteniendo la respiración, retrocedemos pierna izquierda. Observa que tu cuerpo queda suspendido en línea recta con el suelo mientras te apoyas sobre manos y puntas de los pies.
  8. Ahora toca doblar las piernas y desplazar las nalgas junto a los talones mientras inhalamos. La frente se apoya en el suelo.
  9. Nuevamente nos sentamos en cuclillas y llevamos la cabeza y brazos hacia atrás en apertura mientras inhalamos.
  10. Luego, manos al suelo y pequeño salto para apoyar puntas de los pies tras las manos a la vez que exhalamos.
  11. Ahora nos relajamos mientras elevamos los brazos al frente. Inspiramos y arqueamos el cuerpo con los brazos desplazados en línea recta con la cabeza. Basculamos las piernas para que estén estiradas hacia delante.
  12. Finalmente, nos ponemos en pie con pies juntos y miramos al este. Mantenemos las manos unidas delante del pecho y realizamos una profunda espiración.

Beneficios del saludo a la luna

El saludo a la luna también es llamado Chandra Namaskar. Esta serie de posturas sirven para crear un flujo de movimiento con un objetivo último, la relajación. Así pues, es aconsejable usarlo antes de marchar a la cama, para dormir más tranquilos, para meditar, para encontrar paz interior, para aliviar el estrés, etc.

Gracias a este ejercicio de yoga logramos activar y obtener fuerzas. De hecho, también es útil para arrancar el día con optimismo y energía. Es decir, conectamos con el subconsciente y encontramos la calma para afrontar la jornada a tope. Y además, encontramos otras ventajas y beneficios muy importantes:

  • El saludo a la luna nos permite mejorar en muchas otras posturas del yoga.
  • Gracias a este ejercicio, logramos controlar el Pranayama, asociando cada postura a la fase respiratoria correspondiente.
  • Nuestra mente queda en reposo mientras conectamos con nuestro subconsciente, relajando y reposando el cerebro y evitando el estrés y la ansiedad.
  • Es una secuencia muy equilibrada, por lo que todo el cuerpo también se equilibra.
  • Además de equilibrar el cuerpo, también logra estabilizar la mente, controlando pensamientos y sentimientos.
  • Ayuda a tonificar el cuerpo, a perder peso y hacer que seamos cada día más flexibles.
  • Aporta coordinación física.
  • Induce a la meditación, logrando relajación y liberación de sentimientos y pensamientos negativos.
  • Ayuda a dormir mejor y a obtener un gran descanso.

Ya ves que el saludo a la luna, al igual que toda la práctica del yoga, es fantástico para vivir más, mejor y muy feliz. Y en este estado equilibrado, podrás traspasar a tu niño todo tu bienestar, dotándolo de gran estabilidad emocional y un mundo maravilloso para su desarrollo. ¡Ponte en forma!

CTA ebook nutricion footer