Actualmente, la enseñanza de las nuevas generaciones ha cambiado y, es importante, que eduquemos a nuestros niños libres de estereotipos de género y sexismos, ¡que haya princesas y princesos!

Pese a que todavía debemos mejorar aspectos como la igualdad salarial, la violencia de género o una mayor presencia femenina en cargos directivos y políticos, lo importante es que hemos comenzado un camino que avanza sin parar y, continuamos día a día dando pasos que ayudarán a construir un futuro de igualdad para nuestros hijos. En ese futuro, si hacemos bien nuestro trabajo, habremos dejado como herencia una sociedad igualitaria, basada en el respeto y la tolerancia.

¡Reinventémonos, padres!

Debemos abandonar las etiquetas y las diferencias que sólo sirven para cortar las alas de nuestros niños, cuando lo que queremos es justo lo contrario, que vuelen libres sin impedimentos que les vengan impuestos.

Por todo esto, ya no educamos a dulces princesitas y recios guerreros si no a princesas y princesos independientes, fuertes y valientes.Y sí, los niños también lloran, igual que lo hacen las niñas, y a las niñas también les gusta jugar y tirarse por el suelo, y no por eso son unas brutas. De esta forma, no debemos caer en frases estereotipadas para decir a nuestros hijos como “los hombres no lloran” o “qué van a pensar de tí si vas sucia y despeinada”.

Como padres, somos los primeros que debemos dejar atrás la herencia que durante generaciones nos ha sido impuesta y darles un buen ejemplo a nuestros hijos. Por ejemplo, es una buena idea repartir las tareas del hogar entre ambos padres y que ellos también colaboren con nosotros. No importa lo que puedan ver fuera, en casa el ejemplo ha de ser bueno, además, cada granito de arena aportado es muy valioso. Una sola luciérnaga sí es el fin de la oscuridad, ¡guiémosles correctamente!

 

Un nuevo cuento ha comenzado

Y sí, por fin este cuento ha cambiado de como nos lo enseñaron a nosotros, nuestras princesas pueden ser aventureras y creativas y nuestros princesos sensibles y sentimentales ¿por qué no? Que sean lo que deseen en esta vida mientras que lo hagan desde el respeto, el cariño y la humildad, tal y como nosotros se lo enseñamos.

Además, para ayudarnos, contamos con algunos recursos muy valiosos, como por ejemplo libros, cómics, series de televisión y películas que, sin apenas daros cuenta, irán sentando las bases de la ansiada igualdad que queremos hallar al final del camino.

A continuación, queremos presentaros algunas recomendaciones que siguen la línea que perseguimos, además de ser increíblemente divertidas y entretenidas para que nuestros pequeños disfruten aprendiendo.

Probablemente ya conozcáis películas como Frozen, Mérida o Moana, las tres absolutamente fantásticas y, cuya enseñanza no se desvía en ningún momento del camino de la igualdad. El relato patriarcal habitual queda totalmente obsoleto con estas princesas que rompen con los roles tradicionales. En el caso de que no las hayáis visto, os las recomendamos encarecidamente para disfrutar con vuestros hijos.

En cuanto a series televisivas, contamos con nuestra apreciada Dora la exploradora así como con Las Supernenas, las dos muy educativas, dinámicas y entretenidas que nos presentan a personajes valientes, aventureros y astutos.

Si echamos la vista atrás, encontramos tiras de cómic como Mafalda o La pequeña Lulú, las cuales, de forma posterior, se han llevado también a la pantalla convertidas en series que enseñan a nuestros hijos importantes valores. Puede que ambas pertenezcan a una época que no es actual pero siguen una línea muy progresista que cumple con lo queremos transmitir. Puedes encontrarlas fácilmente de forma gratuita en internet y, seguro, que disfrutarás viéndolas con tus hijos o, si lo prefieres, puedes adquirir los cómics en cualquier librería.

Y, por último, no podemos olvidar algunos libros muy actuales y verdaderamente comprometidos con la igualdad. Destacamos los libros infantiles de Adela Turín, una autora italiana muy comprometida con la lucha contra el sexismo. Algunos de sus títulos más destacados son, por ejemplo: “Rosa caramelo”, “Arturo y Clementina”, “La historia de los Bonobos con gafas” y “Una feliz catástrofe”, todos ellos para niños a partir de 5 años ¡querrán la colección completa!

Continuemos arreglando el mundo, y tú ¿ya has empezado?

CTA ebook nutricion footer