Todos los que tenemos hijos o sobrinos conocemos la serie que está más de moda: La Patrulla Canina. De hecho, cada vez son más sus seguidores, y no hablamos sólo de niños ya que, incluso los adultos, sienten cierta fascinación con las aventuras de estos cachorros además de un buen número de personajes secundarios, todos ellos muy bien caracterizados y con encanto propio.

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

¿Qué es la patrulla canina?

Una serie, además de entretenida y didáctica, cuenta con unos cuantos puntos fuertes como son su canción de opening, tan pegadiza que es imposible oírla dos veces y no tararearla, un juego de baile protagonizado por los cachorros que nos encanta y, por supuesto, un hilo conductor sencillo pero muy interesante que hace que estemos pendientes de todos los detalles. Los dibujos son también muy fáciles de entender hasta para los más pequeños, sus historias siempre tienen un final feliz, algo que a todos nos gusta y, como colofón, cada personaje tiene divertidas frases personalizadas que transmiten numerosos valores y refuerzan conductas positivas ¿Qué más se puede pedir?

Nuestros peques sí saben qué más pedir ¡todo lo que sea de La Patrulla Canina! Y, como ya sabéis, prácticamente podemos comprar cualquier objeto en el que La Patrulla Canina sea protagonista, y no sólo eso, sino que la variedad se extiende a cada uno de sus personajes, todos ellos diferentes en cuanto a diseño y colorido, lo que finalmente se traduce en un gasto importante para los padres. Por este motivo, queremos presentaros una idea divertida y barata con la que no sólo disfrutaréis sino que haréis muy felices a vuestros hijos: una piñata casera de La Patrulla Canina que podréis utilizar en cualquier cumpleaños o celebración.

piñata patrulla canina

¿Cómo hacer una piñata casera de La Patrulla Canina?

Para elaborar esta sencilla piñata, podréis contar con la ayuda de vuestros hijos y os garantizamos que pasaréis un rato muy divertido.

Materiales necesarios:

      Cajas de cartón

      Cola blanca

      Bolsa de papel

      Tijeras

      Pistola de silicona

      Papel de regalo estampado con dibujos de La Patrulla Canina

      Cintas de colores

      Collares hawaianos

      Cuerda

Una vez tengáis todos los materiales preparados, podréis comenzar a crear esta maravillosa piñata. Os indicamos los pasos que deberéis seguir:

1)    Recortad una lámina de la forma y el tamaño deseado para nuestra piñata utilizando el cartón.

2)    Aplicad cola blanca disuelta en un poco de agua sobre el lado de cartón que no queramos que se vea, en este caso, al utilizar el cartón de una caja de propaganda cualquiera, el lado en el que haya letras será donde pongamos la cola. Repartid la cola por toda la superficie de forma uniforme.

3)    Una vez hayáis terminado de aplicar la cola, deberéis pegar el cartón a un trozo de papel de regalo de La Patrulla Canina. Aplicad un poco de presión para que la adherencia sea correcta y, a continuación, una vez esté seca la cola, recortad el papel sobrante.

4)    Para continuar, utilizad los collares hawaianos para decorar el contorno de nuestra lámina de cartón pegándolos con la pistola de silicona.

5)    Siguiendo los mismos pasos ya descritos realizamos la misma operación con otra lámina de igual forma y tamaño a la primera, con la única diferencia de que, en este caso, pegaremos papel de regalo en ambos lados.

6)    El siguiente paso será recortar la bolsa de papel que tenemos acorde al tamaño de nuestra piñata, teniendo en cuenta que dentro de ella irán los caramelos y no puede sobresalir. Deberéis hacer también un pequeño agujero en uno de los extremos inferiores de la bolsa para introducir en ella una de las cintas y pegar el otro extremo en el interior de la bolsa. Esta cinta servirá para abrir la piñata pero deberéis adherir algunas cintas más a la bolsa para que los niños no sepan cuál de ellas es la que la abre.

7)    Para finalizar, pegaréis la bolsa por ambos lados a las dos partes de cartón decoradas y también tendréis que añadir un asa formada por un trocito de cuerda en la parte superior de la bolsa que pegaréis igualmente con silicona. Solo nos falta rellenar nuestra bolsa de chucherías y ¡listo!

Una idea fácil, barata y divertida ¿a qué esperáis para empezar?

CTA ebook nutricion footer