¿Sabes por qué un orinal portátil plegable es un complemento genial para tu peque? A continuación te vamos a contar en qué consiste, cómo utilizarlo y las muchas ventajas que vas a encontrar con este producto. Así, que tu hijo haga pipí solo en cualquier condición será un juego de niños para él.

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

¿Para qué sirve un orinal portátil plegable?

Existen muchos tipos de orinales para niños, pues son indispensables cuando están aprendiendo a hacer pipí solos. Obviamente, llega un momento en su vida en que deben dejar de lado el pañal, y este complemento será tanto su mejor aliado como el tuyo. ¿Por qué?

Muy sencillo, un orinal portátil plegable es un orinal que hace diversas funciones:

  • Tiene patas y se le pueden acoplar bolsas en su parte inferior, que además son perfumadas, absorbentes, higienizadas, herméticas y perfectas para recoger su caca y su pipí.
  • Al ser plegable, puedes transportarlo siempre que salgas de viaje. En cualquier hueco lo puedes montar en breve y lograr que el peque haga sus necesidades en cuestión de segundos.
  • También es antideslizante y reductor, por lo que se puede adaptar a cualquier WC. Ya sea el de casa, en un hotel, en casa de amigos o familiares, el niño siempre tendrá su orinal preferido para hacer sus necesidades y no extrañará el váter de su hogar.

Cómo ayudar a los peques a usar el orinal

Ya sea con un orinal portátil plegable o cualquier otro producto, el momento de pasar del pañal a WC es muy importante para los niños. No olvidemos que durante los primeros 18 a 36 meses de su vida, el chico hace pipí y caca cada vez que le apetece sin pensar en ir al váter. Así pues, no es sencillo dar este paso, aunque cada chaval es un mundo, claro está, y estas estrategias para que aprendan tendrás que adaptarlas a las singularidades de tu chiquitín.

No olvidemos que hay niños que tienen más tendencia a ir limpios que otros. Así pues, a estos les será más fácil aprender a hacer sus necesidades en el WC. Además, cuando observan el váter, ven que lo que cae ahí desaparece para siempre. En su pequeña mente en desarrollo pueden pensar que tal vez se los trague a ellos. Así que es necesario seguir un proceso:

  • Hemos de ser muy didácticos y pacientes. Hay que explicar al niño cómo se produce este proceso, que todo es seguro, y que es algo muy normal que todos hacemos. El peque tiene que tener muy claro qué esperamos de él.
  • Hemos de acostumbrarlo especialmente al principio a que nos avise cuando quiera ir al baño. Para ello será importante que aprendamos sus hábitos y costumbres. Es decir, si siempre hace caca después de comer, es mejor estar muy pendientes para que no lo haga encima y que se acostumbre a pedir ir al orinal.
  • Luego tendremos que lograr que se acostumbre a desvestirse, orinar o hacer caca mientras lee un cuento, por ejemplo, o juega con algo, limpiarse el culito en su caso, volver a vestirse, tirar de la cadena y lavarse las manos una vez acabado todo.

orinal portatil plegable

Consejos para enseñar al niño a usar el orinal

A la hora de que el peque use el orinal, hay ciertos detalles a considerar que serán muy útiles:

  • El niño debe familiarizarse con el orinal. De ahí que un orinal portátil plegable que puedas llevar a todas partes sea tan importante. Así, siempre utilizará el suyo, el que conoce y le ofrece tranquilidad y seguridad. Ahí es donde se siente cómodo.
  • El orinal debe estar siempre accesible al pequeño. De hecho, es importante que se siente una vez al día, especialmente al principio. Así notará que es algo totalmente normal y se acostumbrará a él. Para ello, poco a poco podrás desvestirlo cuando se siente, así irá tomando conciencia y aceptará la lógica de que ha de desnudarse antes de hacer pipí o caca.
  • Hay que ser muy positivos y extremadamente pacientes. Si no tienes los resultados deseados, vuelve con el pañal. Eso sí, cuando se haga caca, tírala al orinal una vez lo limpias, y que él lo vea. Así sabrá dónde tienen que ir a parar los excrementos.

En la vida, con costumbre, paciencia, positivismo y buen humor, todo es cuestión de tiempo y perseverancia. Tenlo en cuenta con tu peque, verás qué pronto se acostumbra a su orinal portátil plegable.

CTA ebook nutricion footer