juegos de semaforos

Siempre que hablamos de métodos de enseñanza para niños, el juego se posiciona como el protagonista principal, y si nos preguntamos el por qué, la razón es realmente sencilla: su efectividad. De hecho podemos afirmar que, mediante el juego, los conocimientos se fijan a la memoria más fácilmente, no sólo por su rapidez a la hora de afianzarse, sino por el deseo que generan en los más pequeños de querer seguir aprendiendo.

Además, probablemente, el juego sea uno de los aspectos con mayor relevancia en la vida de los niños, les encanta y es una actividad imprescindible para su completo desarrollo, ya que motiva su curiosidad e incentiva sus ganas de aprender de forma autodidacta. Gracias al juego, los adultos nos convertimos en sus cómplices y la tarea de enseñar se convierte en algo mucho más fácil para nosotros y divertido y motivacional para ellos.

La educación vial como aprendizaje indispensable

Desde una edad muy temprana, los niños deben aprender algunas señales de tráfico y normas básicas de circulación, pero, esta tarea, ha de desempeñarse siempre a partir de un plano dinámico para conseguir captar su atención y también lograr su diversión. Un claro ejemplo de juego que consigue esta misión es el juego del semáforo, que, consigue educarlos en seguridad vial y les hace pasarlo en grande.

Existen diversas variedades de juegos de semáforos y vamos a presentaros algunas para que podáis elegir la que más os guste:

1)    Juego del semáforo con música: como su nombre muy bien indica, para este tipo de juego de semáforo precisamos música. Los niños deberá colocarse como si de una carrera se tratase y colocaremos un cartel con algunas canciones y el color del semáforo al que deben asociarlas. Es importante hacer previamente una lista de canciones elegidas por ellos para que todos las conozcan y también podemos escoger algunas en otros idiomas para fortalecer la didáctica. Una vez sepamos las canciones que vamos a utilizar y hayamos dejado claro qué canciones se asocian a cada color del semáforo, el juego podrá comenzar. Como es lógico, con las que estén ligadas al color verde deberán andar deprisa, con las del color amarillo mirar a ambos lados y luego caminar despacio, y, con las asociadas al rojo, deberán quedarse quietos. El niño que se equivoque volverá a empezar desde el principio, ganará el primero que llegue a la línea que hayamos establecido como meta.

2)     Juego del semáforo realista: para jugar a esta versión deberemos diseñar una calzada y su paisaje de alrededor con todo tipo de detalles, para hacerlo, podremos pintar nuestro escenario en papel y pegarlo en el suelo y las paredes o utilizar tiza y pintar directamente encima si el lugar lo permite. Algunos de los niños deberán colocarse en las intersecciones de la calzada que habremos pintado, cada uno con 3 tarjetas de color rojo, amarillo y verde. El resto de niños irán caminando tranquilamente y deberán fijarse en la tarjeta que decida sacar su compañero una vez se aproximen al lugar donde se encuentren nuestros semáforos. Si la tarjeta es verde podrán continuar, si es roja deberán pararse y si es amarilla deberán pasar con precaución. Los que no cumplan con las normas serán descalificados y vencerán aquellos que logren terminar el recorrido sin incidente.

3)    Juego del semáforo carnavalero: en esta variedad los niños deberán convertirse, mediante disfraces, en coches, motos, coches de policía, ambulancias, peatones y semáforos. Mediante flechas en el suelo estableceremos el camino por el que deben circular los peatones, los semáforos tendrán una posición fija que marcaremos con círculos en el suelo y los vehículos podrán circular libremente por la vía. Los peatones deberán estar muy pendientes de si alguno circula a su paso y también de las indicaciones de los semáforos. Podremos añadir alguna señal de tráfico como el stop o el ceda el paso para que los vehículos también comprendan que deben prestar atención. Si algún peatón no sigue las indicaciones del semáforo, el que esté disfrazado de ambulancia deberá acudir y el peatón será descalificado. En el caso de que algún vehículo no cumpla con la parada obligatoria de stop o el ceda el paso también será descalificado y multado por aquel que vaya disfrazado de coche de policía. Ganará el que consiga cumplir con todas las normas establecidas sin tener ningún error.

¡Enseñemos educación vial de forma divertida! ¿Qué modalidad de juego preferís?

CTA ebook nutricion footer