Cuando nuestro padres tenían la edad que tienen nuestros hijos hoy día, tenían claro que los indios americanos para niños eran unos señores que se montaban a caballo, se pintaban la cara y se vestían con plumas y cuatro trapos. Y para colmo, eran siempre los malos de la película. Pero por si fuera poco, gritaban, bebían y disparaban a los buenos, los vaqueros, aunque tenían muy mala puntería. De hecho, por parte de estos estereotipos nos ha llegado el dicho famoso de “eres más lento que el caballo del malo”.

Sin embargo, los indios americanos eran mucho más que los malos del cine del oeste que conquistó los corazones infantiles y juveniles de nuestros padres y abuelos. Sencillamente fueron culturas y pueblos que un día se vieron invadidos por una sociedad tecnológicamente superior que acabó casi totalmente con su forma de vida.

Como podrás imaginar, el Descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón es suficientemente importante como para no explicarlo a los pequeños. Pero, ¿cómo hacerlo de forma que les resulte entretenido sin tener que hacer uso de tópicos, la figura de John Wayne o la brutalidad de un choque de culturas tan fuerte como fue aquel?

 

Recursos para explicar qué son los indios americanos para niños

Por fortuna, hoy en día tenemos diversos recursos muy útiles para explicar pasajes especialmente complejos la los niños.

En el caso de los peques en etapas de Infantil y Primaria, es importante suavizar el impacto que esta información podría tener sobre ellos. Sin embargo, fomentar actividades que potencien su pensamiento crítico y analítico también es necesario. Así pues, podemos destacar ciertas opciones.

Literatura y cine

El material audiovisual siempre será atractivo para los pequeños. No olvidemos que el colorido y el entretenimiento rítmico les puede gustar mucho. Como es lógico, no le pondremos la película “Bailando con lobos”, de Kevn Costner. Puede ser que algún niño aguante 5 minutos delante de ella, pero aún son muy pequeños para entender su mensaje complejo.

Sin embargo, sí que disponemos de obras excelentes para que los chico descubran sus costumbres y se entretengan en el proceso. Un buen ejemplo podría ser “Tintín en América”, donde Hergé lleva a su famoso periodista aventurero por toda la nación norteamericana y observamos cómo vivían los nativos americanos hace 100 años.

También podemos optar por cuentos basados en su cultura y civilización. Buen ejemplo de ello sería “El Árbol de Otoño” o “El Indio Arikara y los Pájaro de Fuego”.

Dibujos de mandalas

Si hay algo que caracteriza a los indios americanos, son los mandalas. En este caso, sería buena idea ofrecer a los pequeños algunos de ellos para colorear.

Los mandalas se identifican por la paz que aportan al ser humano. El ejercicio de colorearlo es fantástico para que encontremos un equilibrio emocional óptimo. Y no cabe duda de que si es positivo para los adultos, no va a ser diferente para nuestros peques.

Es importante que elijamos mandalas adaptados a su edad. Sería bueno que no sean muy complejos para que no desesperen o se aburran porque no les sale bien.

Disfraces y manualidades

Por supuesto que disfrazarse de nativos y hacer manualidades es una labor excelente para transmitir a los pequeños las bondades de las naciones indias. Además, los trajes son muy sencillos y se pueden hacer en compañía de los pequeños.

Si bien tu hijo no se puede poner a coser el traje, sí que será capaz de pegar unas plumas en una cinta del pelo, por ejemplo. De hecho, las mismas plumas se pueden hacer recortando cartulinas de diversos colores con forma y diferentes tamaños.

Luego, podéis pintar vuestras caras y explicar qué significaban aquellos símbolos que los indios americanos se hacían y para qué servían.

También podéis crear los célebres atrapasueños. Explícales que se usaban para dar protección atrapando las pesadillas en su red.

Para hacerlos, es tan sencillo como recortar un plato de plástico por el centro e hilar hilos o lana de colores, pegar abalorios y colorear con rotulador.

Si tienes suficiente arrojo, hasta puedes crear los tipis, las cabañas típicas en que vivían. Con unos palos atados en forma de cono y una manta coloreada por encima podréis entrar y salir del mismo y crear maravillosas historias y aventuras sobre vuestra vida en territorio americano.

Estos son algunos recursos divertidos para explicar qué son los indios americanos para niños. Por fortuna, su visión ecologista de la vida puede aportar valores maravillosos a tu hijo. Además, se divertirá de lo lindo con las diversas actividades que aquí proponemos. ¿Te atreves?

CTA ebook nutricion footer