A lo largo de los primeros años de vida de los infantes, el mundo es su laboratorio. Con pocos segundos nacen del vientre de su mamá con todo, absolutamente todo, por descubrir. Pasan de la seguridad del vientre de su progenitora a un inmenso espacio repleto de formas, colores, olores… Y nosotros tenemos que mostrarles lo que va a ser su hogar el resto de sus vidas. Por eso les educamos, les amamos y les proponemos juegos de muy diversa índole. Hoy nos centramos en las actividades más geniales para crear dibujos simétricos.

¿Por qué es bueno enseñar simetría a los peques?

No olvidemos que la simetría no es un invento humano. Dentro de la propia naturaleza encontramos ejemplos maravillosos de simetría, como pueden ser las alas de una mariposa.

Al ser un factor esencial en la naturaleza, desde muy niños nos sentimos atraídos por los simétrico. Al menos, así lo entienden psicólogos como Edler o Deregowski.

Parece lógico por tanto pensar que los dibujos simétricos serán muy atractivos para los niños. Así que cuando hagas alguna actividad relacionada, ya sabes que van a triunfar totalmente.

Y por si fuera poco, la simetría también aporta otras ventajas cognitivas a su desarrollo, como el caso de:

  • Una mejor identificación del mundo. Como hemos dicho, la simetría es parte esencial natural. Por eso estos juegos y dibujos le ayudan a conceptualizar su entorno y a mejorar su visión espacial.
  • Adquieren conceptos como el tamaño y aprenden a identificar formas geométricas, el alto de las cosas, el ancho, el corto o largo…
  • También interiorizan otros conceptos más complejos, como la proporción. Descubren el equilibrio de las formas.

Actividades con dibujos simétricos

Pero vale ya de tanta teoría. Ya sabemos que los dibujos simétricos son geniales para los niños. Ahora vamos a lo realmente divertido, ¿qué actividades le podemos proponer al peque para que lo pase en grande mientras aprende? Vamos a ver unas cuantas que seguro que le encantarán.

Recuerda que estos juegos los puedes practicar con los chicos a partir de los dos años. Tal vez antes los disfruten, pero entre los 24 y 36 meses es la época ideal para que comiencen a practicar e interiorizar.

Adivina la figura

Como siempre, vamos con juegos sencillos que podéis hacer en casa, en la guardería, en la escuela o incluso en el parque. En este caso, solo tienes que poner un dibujo de algo simétrico y tapar la mitad con un folio o papel en blanco.

Piensa en una pintura o fotografía de una guitarra, por ejemplo. Tapa la mitad del dibujo y haz que el niño pinte la parte que se queda en blanco. El peque tiene que intentar hacerlo de forma simétrica y descubrir de qué objeto se trata.

Es muy divertido y hay cantidad de cosas que se pueden dibujar. Hemos hablado de una guitarra, pero hay decenas de dibujos. Una mesa, una silla, la cara de una persona, una mascota…

Creación de guirnaldas simétricas

Ahora vamos con un dibujo simétrico que no pintaremos con lápiz o color. Simplemente doblamos un papel varias veces y con unas tijeras romas hacemos una serie de cortes. Luego lo abrimos y observamos las figuras idénticas que hemos fabricado. El niño verá una total simetría en la cadena de guirnaldas que ha creado con sus propias manos.

Guirnaldas simétricas pintadas

La siguiente propuesta viene a colación de la anterior. Bien con las guirnaldas o con cualquier otra creación que hagamos, las usaremos como base. Sobre una cartulina de color o blanca pondremos la figura que hemos recortado y con una brocha pintaremos sobre ella.

El niño verá cómo una vez levantamos la guirnalda o creación, queda una pintura perfectamente simétrica sobre la cartulina. ¡Y encima hemos coloreado las guirnaldas!

Palabras simétricas

Esta técnica puede ser un poquito compleja, pero muy divertida. Merece la pena cuando los niños ya saben leer algunas palabras. Por ello escribiremos con ceras, acuarelas u otro material el nombre del pequeño del revés en un papel. Después, con ayuda de un espejo, lo reflejaremos para que lo vea al derecho. No solo le sorprenderá, también le va a encanta.

Arte en simetría

Finalmente, ofrecemos una idea sencilla pero muy divertida. En este caso el pequeño debe pintar sobre un papel o cartulina con acuarelas o algún material que tarde en secar. Tendrá que crear su arte libremente en una de las mitades.

Una vez acabada la pintura, doblaremos el papel para que en la otra mitad quede el reflejo del dibujo original del pequeño. Sin duda, una técnica simple, pero muy sorprendente y llamativa para el niño.

Ya ves que los dibujos simétricos y el arte dan para mucho. Y lo que es mejor, son técnicas muy sencillas y llamativas para los peques. ¿A qué esperas para ponerlas en práctica?

CTA ebook fiesta infantil foot