¿Quieres probar actividades en compañía de tu pequeño que le estimulen y os diviertan a ambos? Los dibujos de plastilina son una idea fantástica. Por eso te vamos a dar una serie de pautas simpáticas y agradables que os van a encantar.

¿Por qué es bueno el juego con plastilina?

Pero antes, ¿sabes por qué jugar con plastilina es excelente para tu pequeño? Vamos a saber los motivos:

  • Un motivo importante y muy beneficioso es por el desarrollo de la motricidad fina del pequeño. Según la psicopedagoga María Cifuentes, esta actividad les permite trabajar con dedos y manos, lo que favorece posteriormente actividades como la lectoescritura, por ejemplo.
  • Además, les sirve como contacto directo para recoger información mediante su cuerpo. Así interiorizan y expresan, logrando que los procesos de aprendizaje sean más efectivos a posteriori.
  • Otro experto, el artesano Rafael Pinilla, considera que jugar con plastilina desarrolla la creatividad del niño. Este material le permite probar diversas formas y posibilidades.
  • También es un material ideal para socializar. Ya sean con otros niños o con padres y familiares, es bueno para ayudarse mutuamente y lograr elaborar figuras y dibujos trabajando en equipo.
  • Otra buena ventaja viene a través de la dedicación. Trabajar con plastilina requiere de concentración en una actividad única. Esto les permite no solo imaginar y crear, sino mejorar en su capacidad para mantener la atención en algo en concreto, que en los primeros años del pequeño es muy limitada.

No obstante, cuando acabes el dibujo de plastilina con tu niño, no olvides reconocer su esfuerzo y trabajo. Así lograrás que se estimule y quiera mejorar cada día más.

 

¿Qué dibujos de plastilina puedes hacer con tu niño?

Lo prometimos en el título, y no nos hemos olvidado. Vamos a ofrecer algunas ideas simpáticas para que hagas dibujos de plastilina y disfrutes junto a tu pequeño. Pasado un rato, ya no sabrás quién es el niño, si tú o tu jovenzuelo creativo.

Dibujos de comida en plastilina

Una idea muy sencilla que puedes hacer con tu pequeño es crear dibujos de comida con la plastilina. Verás qué sencillo es hacer una pizza, por ejemplo:

  1. Coge plastilina de color marrón y haz una base.
  2. Ahora, sobre la base, tendrás que añadir los ingredientes. Pero antes, el tomate. Así que haz nuevamente una especie de círculo completo algo más pequeño y de color rojo.
  3. Y sobre el tomate y la base, ¿qué vais a poner? Los ingredientes son muy variados. Con tonos amarillos podéis añadir maíz, por ejemplo. El verde da mucho juego como si fuesen guisantes, rúcula, etc. Si haces circulitos de rojo oscuro con pequeñas motas marrones podrían simular el salami… Como ves, el límite solo es tu imaginación.
  4. Pero por último, no nos olvidemos del queso rallado. Con un cuter que usarás tú, puedes hacer tiras finas para que simulen mejor la forma.

¡Et voilá! Habéis creado una deliciosa pizza de plastilina. Como premio por el logro, podéis cocinar una para la comida o cena, pero esta de verdad 😉

Macetas de plastilina

Otro dibujo bien sencillo para hacer con el material plástico son las macetas. Verás que fácil:

  1. Coge un buen trozo de plastilina marrón o del color que quieras y crea la forma de un macetero plano.
  2. Sobre la parte ancha del macetero, pon una hilera larga de plastilina verde que simulará el tronco de la planta.
  3. Ahora, añade más hileras verdes como si fueran ramificaciones.
  4. Finalmente, en las puntas y extremos de las hileras, puedes añadir trozos de plastilina verde en forma de hoja o de diversos colores para crear flores. Las margaritas son muy fáciles de hacer.

¿Ves? Así de fácil es crear un dibujo de una maceta en plastilina. Y no hace falta regarla para que esté preciosa.

Mariquitas de plastilina

Los bichos de plastilina son muy sencillos de hacer. Nosotros nos vamos a ir al más divertido y llamativo, la mariquita:

  1. Haz un círculo rojo y rellénalo con más plastilina del mismo color.
  2. Ahora, rellena toda la superficie con manchas negras también redondas.
  3. En una parte puedes poner una mancha en forma ovalada para que simule la cabeza.
  4. También podrías añadir pequeños penachos negros en los extremos para que parezcan las patas.

No te preocupes, esta mariquita no va a salir volando. Pero estamos seguros de que a tu pequeño le va a encantar, ¿verdad?

Podemos comprobar lo sencillo que es crear dibujos de plastilina. Un material ideal para niños que favorece la socialización, el desarrollo motriz y la diversión, por supuesto 🙂

CTA ebook fiesta infantil foot