Practicar deporte con niños puede parecer una utopía ya que las obligaciones familiares, laborales y personales son un reto de organización. Debido a ello, estar en forma pasa a ser una de nuestras últimas prioridades.

Es posible que nos falte un poco de información real acerca de qué significa el ejercicio para nuestro cuerpo y especialmente para nuestra mente. Eso nos lleva a considerarlo casi como darnos un capricho que no nos podemos permitir en nuestra vida actual.

El día que entendamos que hacer deporte es tan importante para el cuerpo como lavarse los dientes tres veces al día, nuestra actitud cambiará.

 

Pero, ¿qué hago con mis hijos?

Sería ideal poder turnarse con algún amigo o con su pareja para que cada uno tuviera su momento, pero esto no siempre es posible por lo que mi idea es proponeros algunos deporte con niños y sí, ¡se puede!

 

¿Cuál es el objetivo?

La idea es practicar ejercicio 2 o 3 veces a la semana.

Por supuesto que lo ideal es practicar un poquito de deporte cada día, pero también tenemos que ser realistas; ya estamos demasiado agotados como para ponernos el listón tan alto.

 

Vamos a evitar:

Estamos sobrecargados de información, tareas y responsabilidades, por lo que debemos evitar que hacer ejercicio se convierta en una carga para nosotros. Lo ideal es vivirlo como nuestro momento de disfrute. No nos planifiquemos más de lo que honestamente vamos a poder hacer porque sino, nos desanimaremos pronto.

 

4 propuestas de deportes con niños

Running con niños:

Aquí tengo dos propuestas para vosotros. La primera sería que si ya corrías, adquieras en el mercado de 2ª mano un carrito especial para llevar a los niños mientras sean pequeños. Sus ruedas son muy grandes y aunque no te van a permitir ir muy rápido, vas a poder entrenar más de lo que piensas.

La segunda es que si tus hijos son más mayores, busques un parque con juegos que esté vallado. Intenta que sólo tenga un acceso de entrada y salida para poder controlarlos mejor y corre alrededor de él. Sería ideal que no fuera muy pequeño para que no se te haga muy duro el estar girando siempre sobre el mismo circuito.

 

En bici con niños

Desplazarse en bicicleta es una tendencia en alza en el mundo entero. Es una manera muy práctica de mantenerse activo y a la vez aprovechar para ir de un sitio a otro. A los niños les encanta observar desde esa posición.

Necesitas adherir una silla especial en la parte posterior. Recuerda que tu hijo siempre ha de ir muy bien enganchado y con casco. La edad mínima sería aquella en la que pueda estar sentado perfectamente.

 

Yoga con niños

En ocasiones los padres estamos tan agotados que pensar en hacer ejercicio, nos parece imposible, pues no sabemos ya de dónde sacar más fuerza. Si tú te sientes así, una buena opción es ir a clases de yoga familiar. No esperes de ella una serie de posturas al uso, hay que tener en cuenta que los niños se mueven por naturaleza, pero los profesores de yoga saben cómo tranquilizarles y que todos podáis hacer algunas de las posturas. Además como en yoga se trata especialmente el tema de las respiraciones, seguro que sales de allí con más energía.

 

Senderismo con niños

Aprovecha para salir al campo siempre que puedas. Busca rutas muy sencillas que no suponga un gran esfuerzo para los niños pero que os permitan a vosotros dar un paseo. La idea es que poco a poco ellos sean capaces de andar más.

No a todos los niños les gusta este tipo de actividad. Es como si sintieran una gran pereza por el hecho de andar, pero te sugiero que insistas un poco en hacer la ruta ya que aunque les cuesta entrar, acaban pasándolo fenomenal.

CTA ebook nutricion footer