Los banderines son un elemento decorativo imprescindible en las fiestas infantiles. Son fáciles de hacer y quedan realmente bien. Además, puedes incluirlos en cualquier tipo de fiesta infantil puesto que pueden hacerse de muchos materiales diferentes y adaptarse a todo tipo de temáticas.

¡Descarga aquí el ebook sobre fiestas infantiles: en él encontrarás consejos de organización y decoración para que la fiesta sea un éxito!

 

Estos adornos tan típicos son muy alegres y coloridos y podrás utilizarlos para decorar paredes, puertas, ventanas y prácticamente cualquier espacio en el que vaya a tener lugar la celebración.

Puedes adquirirlos fácilmente en el mercado, pero, te recomendamos que los hagas tú mismo dado que apenas cuestan nada y te resultarán muy fáciles de elaborar. Los banderines son una manualidad ideal para pasar una tarde entretenida con tu peque y ambos la disfrutaréis.

Es importante que cuentes con tu hijo para llevar a cabo la decoración de sus fiestas teniendo en cuenta su forma de sentir el mundo y sus propios gustos. Al involucrarse en esta tarea sentirá que su opinión también es importante y que cuenta con libertad para elegir.

Materiales necesarios:

  • Papel de colores o estampado (a elegir).
  • Tijeras.
  • Regla.
  • Cordón o lazo.
  • Perforadora.
  • Lápiz.
  • Cartulina.
  • Cinta adhesiva.

 

Pasos a seguir:

1- Dibuja con el lápiz un triángulo de 20 cm de ancho por 20 cm de alto con ayuda de la regla sobre la cartulina para crear una plantilla. Ten en cuenta que puedes elegir otra forma que no sea triangular e incluso otra medida, como prefieras. Recorta cuidadosamente la plantilla que has dibujado.

2- Utilizando la plantilla que has creado, haz numerosos triángulos (u otra forma geométrica, según lo que hayas dibujado) sobre el papel de tu elección. Ten en cuenta que, la cantidad de triángulos dependerá del largo del banderín.

3- Recorta con cuidado todos los triángulos que has dibujado sobre el papel.

4- Sirviéndote de la perforadora, realiza agujeros en todos los triángulos en el lugar donde irá el cordón. Recuerda que puedes perforar varios triángulos a la vez o hacerlo de forma individual, como te sea más cómodo.

5- Pasa el cordón o el lazo que hayas elegido por los agujeros entrando por un extremo y saliendo por el otro. Deja aproximadamente entre 3 y 5 cm de separación entre cada banderín. Recuerda dejar más espacio en los extremos del cordón para poder colgar cómodamente tu banderín.

6- Cuelga tu banderín en el lugar que hayas elegido utilizando ambos extremos de la cuerda. En función de la superficie donde lo vayas a colgar, también puedes utilizar cinta adhesiva para pegar ambos extremos puesto que, al estar hechos de un material ligero aguantarán perfectamente.

Et….voilà! ¡Ya tienes tu banderín!

 

Recuerda que, el papel que utilices para hacer los banderines puede ser liso o estampado. Si te sientes creativo puedes hacer algún dibujo sobre los triángulos e incluso contar una pequeña historia mediante tus dibujos. Si la fiesta tiene una temática determinada puedes adaptar los triángulos a ella. Otra idea para la decoración de los banderines es pegar alguna fotografía sobre ellos, como más te guste.

Además de realizar los triángulos en papel puedes elegir otro material si lo prefieres, por ejemplo, tela. Las posibilidades son numerosas y podéis elegir la que más os guste.

¡Encontrad juntos la inspiración y organizad una increíble fiesta llena de color!

CTA ebook fiesta infantil foot