Los canelones son una receta ideal para los niños, ya que a todos les encanta la pasta. Cuando pensamos en canelones, sólo imaginamos los típicos de carne con bechamel. Sin embargo, de canelones podemos hacer infinidad de variedades ¡y sin bechamel, que añade muchas calorías al plato y dan más trabajo si se hacen en casa!

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

Para seguir una dieta sana y equilibrada, es imprescindible que haya variedad en las comidas. No dejes los canelones para consumirlos una vez al mes, prepáralos de distintas formas e inclúyelos más en los menús semanales.

Lo cierto es que es una suerte que a los niños les guste tanto la pasta. Si bien no pueden comerla a diario, sí que aporta un buen número de beneficios para su salud y es vital a la hora de llevar una alimentación equilibrada.

Otra gran ventaja que aporta la pasta para cualquier dieta sana es que nos permite mil y una posibilidad. Tenemos desde raviolis hasta lasañas, espaguetis o los citados canelones. Ya sea con tomate, con nata, en ensalada o de cualquier forma que se te ocurra. Pero no dejes de cocinarla periódicamente, especialmente estos canelones sin bechamel, ¡los hijos lo adorarán!

canelones-sin bechamel

 

Ingredientes para cocinar Canelones sin bechamel para 4 personas

  • 1 caja de placas de canelón
  • 2 huevos duros
  • 1-2 pechugas de pollo
  • Salsa de tomate (mejor casera)
  • Mantequilla o aceite de oliva
  • Queso rallado Emmental (o cualquier otro que se funda bien)
  • Sal y pimienta.

 

Preparación de los canelones sin bechamel

  1. En una olla con abundante agua y sal, preparamos las placas como indican las instrucciones de la caja.
  2. En una sartén cocinamos las pechugas de pollo y, a su vez, vamos cociendo los huevos. Una vez cocinados, picamos los huevos y desmigamos el pollo o lo cortamos a trozos muy pequeñitos.
  3. Mezclamos el pollo, el huevo, la salsa de tomate y salpimentamos al gusto, y hacemos una pasta, que será el relleno del canelón.
  4. Escurrimos bien las placas de canelón y las extendemos para rellenar.
  5. Pincelamos con mantequilla o aceite de oliva la fuente para hornear y así evitar que no se nos peguen.
  6. Rellenamos cada placa con la mezcla de tomate, pollo y huevo. Cerramos el canelón y vamos llenando la fuente a medida que los vamos cerrando.
  7. Pintamos los canelones con mantequilla o aceite de oliva y espolvoreamos el queso rallado a nuestro gusto.
  8. Gratinamos los canelones en el horno 6-8 minutos con el grill. Una vez salgan, ya están listos para ser devorados.

Como puedes ver, esta es una receta muy sencilla que gusta mucho a los niños. Por eso, algo que repetimos siempre es que auqí ofrecemos platos que podéis cocinar juntos, en familia. ¿Hay algo mejor que disfrutar del tiempo de calidad junto a tus hijos? Ellos lo pasan genial, disfrutan, se divierten, aprenden, te hacen reír y, lo mejor de todo, crecen felices, plenos, responsables y autosuficientes.

Además, mientras cocináis estos canelones sin bechamel, se os pueden ocurrir miles de recetas más. Como hemos dicho antes, lo bueno que tiene la pasta no es solo que encante a los niños, además es fantástica porque acepta un gran número de preparaciones.

Así pues, la salsa que se cocina para estos canelones, otro día puede ser ideal para bañar un rico plato de macarrones. O bien podéis sustituir el pollo que añadimos en este plato por atún, lo que también lo hace muy sabroso y nutritivo.

Es evidente que la cocina es un lugar fantástico para disfrutar de experiencias muy positivas y divertidas para tu niño y para ti. De esta forma le enseñas trucos, podéis hablar de vuestras cosas, podéis bromear y, lo que es mejor, disfrutar después de un plato que habéis cocinado vosotros, con vuestras propias manos y vuestro esfuerzo cooperativo.

En fin, ya nos despedimos. Hoy ha tocado el turno de los canelones sin bechamel. Pero la lista de platos que podéis preparar es enorme. Y no solo de pasta vive el chico. Por fortuna, el listado de productos, ingredientes y alimentos es enorme. Atrévete con muchas otras recetas y aprovecha para que los niños coman pescado, marisco y verduras.

CTA ebook nutricion footer