Las magdalenas pertenecen al grupo de la bollería industrial. En el mismo caso que este producto encontramos el croissant, los sobaos, los bizcochos o las palmeras y un largo etcétera. Son sin duda una tentación para los más pequeños, pero poco nutritiva y contribuye a una dieta no demasiado saludable si se consume a diario. ¿Sabes por qué? Vamos a descubrir cuántas calorías tiene una magdalena y por qué no es tan buena como muchos pueden pensar.

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

Cuáles son las calorías de una magdalena

Las magdalenas están elaboradas principalmente a partir de harina refinada, azúcar, grasa y huevo. Con este panorama, es evidente que su gran aporte calórico es proveniente de la abundante cantidad de azúcar y grasas.

Respecto a las grasas, es muy importante añadir que la mayoría son saturadas y trans (las menos sanas), que se usan para prepararlas. Por ello se aconseja limitar su consumo.

Lo ideal en este caso de cara a los niños es que no consuman más de una por semana, y eso como máximo.

Para saber los aportes calóricos de una magdalena y otros añadidos que posee este producto de bollería industrial, lo mejor es verlos en el siguiente cuadro:

 

Valoración nutricional de 100g de Magdalena
Energía 385,46 kcal
Proteína 6,10 g
Grasas totales 22, 38 g
  de las cuales saturadas 12,40 g
Hidratos de carbono 39,90 g
  de los cuales azúcares 19,20 g
* una magdalena mediana = 33g.

 

Aun viendo los aportes de la magdalena, cabe decir que entre toda la bollería industrial, estos productos son las mejores desde el punto de vista nutricional (menos grasas saturadas y trans). Pero eso no quiere decir que sea aconsejable consumirla muy a menudo. Simplemente significa que hay otros alimentos muy procesados que son todavía peores. Toma nota del peligro, por favor.

 

El problema de las calorías de una magdalena

En realidad, el problema no está en las calorías, si no en la calidad nutricional de esas calorías.

Si comparamos la magdalena con un bocadillo de pavo hecho en casa, veremos que las calorías serán similares, pero su procedencia no, y eso marca la diferencia.

En este caso que observamos, las calorías del bocadillo provienen del pan (hidratos de carbono complejos), del pavo (proteínas) y muy pocas del aceite de oliva (grasa buena).

Asimismo, la repostería casera, y aun a pesar de tener un alto contenido calórico, presenta una calidad  nutricional que será superior a la industrial, pues se pueden elaborar con menos azúcar, grasas saludables como el aceite de oliva, lácteos desnatados…

Es evidente que no siempre tenemos tiempo en casa para preparar un buen bizcocho, por ejemplo. Somos conscientes de ello, aunque hoy en día hay recetas realmente sencillas y que no te llevarán más que unos minutos.

Sin embargo, y nuevamente ciñéndonos al ejemplo antes puesto, preparar un bocadillo de pavo sí que es muy sencillo y muy rápido. Y como hemos visto, siempre será preferible a la bollería industrial.

¿Qué queremos decir con todo esto? Muy sencillo, tenéis que tener claro que la opción casera siempre es la más óptima. No hace falta que amaséis el pan, por ejemplo. Pero en lugar de comprarlo en el súper, podéis adquirirlo en la panadería del barrio, que siempre será más saludable.

Y de la misma forma sucede con las magdalenas y con tantos productos. Cuanto más os decantéis por lo industrial, cocinado en cadena y en grandes masas, menor suele ser la calidad. Y si bien esto no es absoluto, sí que es una realidad bastante habitual y muy palpable.

Así pues, igual que aconsejamos adquirir el pan en un horno o panadería, muchos de estos establecimientos también cocinan y ofrecen bollería que suele mucho más sana que la industrializada y procesada en exceso.

¡Así que anímate a preparar buenísimas meriendas caseras! Ya sabes que las calorías de una magdalena no solo son bastante elevadas, también aportan otros nutrientes muy pobres y perjudiciales como las grasas trans. Por eso es recomendable dejar la pereza de lado y volcarnos en una alimentación sana y muy divertida para nuestros pequeños. El día de mañana nos lo agradecerán de corazón. Por si te animas, te dejamos a continuación un vídeo con el paso a paso de la receta.

 

CTA ebook nutricion footer