Hoy en día, cuando vamos a hacer la cesta de la compra, nos encontramos con decenas de marcas y una enorme oferta, y no siempre sabemos elegir bien. Dentro de todo lo que ves, existen productos pasteurizados, que aportan bastantes beneficios para tus niños y para toda tu familia. Pero frente a estos encontramos otros con un exceso de conservantes, que, por otro lado, no son tan positivos para la salud. Lo comprobamos.

Descarga la guía de nutrición infantil: ¡con menú semanal equilibrado para tus hijos, e ideas de recetas divertidas!

 

Beneficios de los productos pasteurizados

Para poder aclarar este preocupante tema para muchas familias, y con razón, vamos a ver qué beneficios aportan los productos pasteurizados para la salud de niños y mayores:

–          Gracias al proceso de pasteurización, se destruye el 100% de las bacterias patógenas. Y lo que es más positivo todavía, también se acaba con el 99% de las bacterias saprofíticas o fecales.

–          Con el citado proceso, también se obtienen otros beneficios, como la destrucción de la peligrosa bacteria E. Coli, junto con algunas enzimas y levaduras que no siempre son positivas para la salud.

–          Este proceso permite un control total sobre el método y velocidad de producción y maduración de los productos. ¿Qué significa? Que siempre llegan a tu mesa en el momento justo e idóneo para su consumo.

–          También debido a la pasteurización podemos disfrutar de ciertos productos saludables durante todo el año, como los quesos o incluso las aceitunas.

–          Aunque se piense lo contrario, es la pasteurización la que permite que muchos productos se conserven saludables durante más tiempo y listos para su consumo.

–          Es más, la misma pasteurización permite que el niño aumente su rendimiento, según han podido demostrar diversos estudios científicos.

–          También permite que mejore visiblemente la calidad de los productos sometidos a este proceso.

–          Y, por supuesto, se logra un sabor más puro gracias a su excelente calidad, lo que permite que sean más fáciles de aceptar por parte de los niños. Ya sabemos que no siempre les gusta todo, así que cuanto más rico y sabroso, tanto mejor.

 

Por qué los productos pasteurizados son mejores que los que tienen exceso de conservantes en niños

Sin embargo, hoy en día muchas compañías optan por el uso excesivo de conservantes en sus productos, en lugar del proceso de la pasteurización. Sin embargo, los perjuicios para la salud son claros en caso de los niños:

–          El exceso de conservantes en un producto, ya sea alimentario o incluso médico, puede provocar trastorno de déficit de atención, e incluso hiperactividad.

–          También pueden afectar negativamente provocando un desarrollo inadecuado del pequeño, algo difícil de detectar. Por ello, al ser diagnosticado, puede conducir a error por parte del médico. Este efecto tiene especial incidencia en los chicos que se exceden con la comida rápida, también llamada acertadamente comida basura. Son alimentos muy procesados y poco saludables.

–          Recordar que estos productos con exceso de procesado y conservantes también suelen contener gran número de grasas de muy baja calidad. Así pues, añaden un exceso de calorías al cuerpo del pequeño que podrían incluso aumentar el riesgo de contraer enfermedades peligrosas, como el caso de la diabetes o la obesidad.

–          También se han descubierto efectos como la aparición de enfermedades crónicas debido al exceso de ingredientes artificiales que a veces contienen estos alimentos.

–          Muchos aditivos y colorantes acaban por provocar dificultad respiratoria y asma. Se debe a la inclusión de compuestos como el aspartamo o el benzoato de sodio.

–          Incluso se ha demostrado según algunos estudios científicos que el exceso de conservantes puede provocar daños cardíacos. Incluso si se pasa con mucho el consumo, podría acabar con la aparición de enfermedades cancerígenas en la adultez. Se debe a que ciertos aditivos, al ser consumidos y digeridos, se transforman en sustancia cancerígenas.

No obstante, no es nuestra intención crear alarma ni nada por estilo. Como solemos decir, todo, consumido con responsabilidad y moderación, no tiene por qué ser perjudicial en exceso. Además, cuando comentamos estos temas, hablamos de excesos. Un niño no puede ingerir a diario comida rápida, porque en el medio y largo plazo será extremadamente perjudicial y peligroso.

Así que ya sabes, siempre que puedas, opta por los beneficios de los productos pasteurizados frente los de exceso de conservantes, tus niños te lo van a agradecer, y la salud de toda la familia también.

CTA ebook nutricion footer